La irracionalidad de una ley desajustada

migracion-cuba-hacia-estados-unidosEn el caso de Cuba, el tema migratorio ha sido históricamente objeto de fuertes campañas mediáticas diseñadas para sembrar la confusión en la opinión pública internacional y en el propio pueblo cubano. No han sido pocas las víctimas de las dramáticas situaciones generadas a partir de la politización de este sensible asunto.

Desde el año 1995 el gobierno de los Estados Unidos aplica a los cubanos la política de “pies secos-pies mojados”. Tanto su aplicación como la de la Ley de Ajuste cubano, en vigor desde 1966, constituyen un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitir de forma inmediata y automática a cualquier persona nacida en la Isla, sin importar la vía que utilizó para llegar al territorio norteamericano.

medicos-cubaEstados Unidos también mantiene en vigor el llamado “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, que alienta al personal de la salud a abandonar sus misiones en terceros países.

Ante la permanencia de estas políticas, Cuba ha reiterado preocupación por su vigencia; porque además de atentar contra la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios, continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior.

Lo incoherente es que mientras sucesivos Gobiernos del norteño país han exigido al cubano respetar el derecho a la libertad de viajar; se lo han negado a sus propios ciudadanos, sometidos a presiones y multas por visitar la Isla, como consecuencia del bloqueo económico, comercial y financiero. Pero esa incongruencia no genera show mediático, ni en los poderosos medios transnacionales; ni en aquellos que se denominan “alternativos”, cuando en su esencia todo el mundo sabe quién los financia y promueve.

La Ley de Ajuste Cubano se aprobó en el año 1966 por el Congreso de Estados Unidos para regularizar la situación migratoria en que se encontraban muchos cubanos que habían salido del país a partir del triunfo de la Revolución en 1959 y no habían legalizado su estatus migratorio en Estados Unidos, teniendo en cuenta que una parte de ellos aspiraba a regresar a Cuba con la ayuda de Estados Unidos. Eso se fue prolongando en el tiempo y el gobierno norteamericano llegó a la conclusión de que ese limbo migratorio en que se encontraban miles de ciudadanos cubanos en Estados Unidos había que eliminarlo. Así se aprueba la Ley de Ajuste Cubano.

CUBA-LA HABANA-ENTREVISTA EXCLUSIVA DE LA AGENCIA CUBANA DE NOTI

CUBA-LA HABANA-ENTREVISTA EXCLUSIVA DE LA AGENCIA CUBANA DE NOTICIAS

Acerca de este tema, en entrevista exclusiva con la Televisión Cubana, la explicación acerca de cuál es la verdadera esencia de tal engendro, fue ofrecida por la Directora General de Estados Unidos de la Cancillería, Josefina Vidal Ferreiro:

“La Ley de Ajuste Cubano es muy sencilla, es un párrafo que dice que el Fiscal General de Estados Unidos, que es el Secretario de Justicia de ese país, tiene el poder discrecional para ajustar el estatus de los cubanos que en ese momento se encontraban en Estados Unidos; pero esa Ley no dice que ese poder discrecional hay que aplicarlo automáticamente a cualquier cubano que se presente en el territorio de Estados Unidos, no importa la forma que ha usado para llegar allí. Y lo que ha pasado es que con los años lo que plantea esta Ley se ha aplicado con un carácter automático a todos los cubanos que llegan a Estados Unidos, independientemente de las vías y de las formas que hayan usado para hacerlo. Por lo tanto, hay potestad ejecutiva, en el Poder Ejecutivo en el gobierno de Estados Unidos para aplicar la Ley de Ajuste Cubano como dice la Ley, de manera discrecional y no automática”.

A esto se añade la Política de “pies secos, pies mojados”, que existe en Estados Unidos desde principios de los años noventa; y no está asociada, como dice alguna prensa erróneamente, a la salida de emigrantes ilegales desde Cuba.

ley-ajuste-cubano-radiorebelde-cuba“Tiene sus antecedentes en otros flujos migratorios, sobre todo desde Haití a Estados Unidos, y es una política que es gubernamental, no es una ley del Congreso, y es una política según la cual la persona que es interceptada en altamar es devuelta a su país de origen y la persona que logra llegar a Estados Unidos se le permite permanecer en el país, y es una política que, como podrán entender, también estimula la emigración ilegal. No solo eso, también alienta el tráfico de emigrantes y también pone en una situación peligrosa vidas de personas en el mar o las expone a actividades de grupos delictivos que se dedican al tráfico de emigrantes; o sea, genera una serie de problemas adicionales, y más recientemente también está produciendo fenómenos asociados al fraude de documentos migratorios, teniendo en cuenta que hoy día se hace valioso para algunas nacionalidades adquirir algún documento cubano, a partir del tratamiento exclusivo, preferencial que reciben los ciudadanos cubanos”.

Ciertamente, la Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos, pies mojados” son instrumentos que se aplican hoy con carácter exclusivo para Cuba, no existen leyes similares para otros países.

the-new-york-times-editorial-politica-migratoria-cubaHace unos días, un editorial del diario The New York Times señaló que “la política migratoria estadounidense respecto a Cuba es anacrónica e irracional”.

El rotativo destacó la carta que enviaron recientemente nueve gobiernos latinoamericanos al Secretario de Estado, John Kerry, para que se ponga fin al trato preferencial para los cubanos, que califican de discriminatorio y como estímulo a las redes de tráfico de personas en la región.

Entretanto, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, reiteró que el gobierno de Estados Unidos descarta que el Congreso revise la Ley de Ajuste Cubano, aprobada en 1966.

Sin embargo, por otra parte, la política de pies secos-pies mojados es gubernamental, es decir, que no requiere de aprobación del Congreso para derogarla. Eliminarla sería una decisión coherente del Presidente norteamericano, cuando ambas naciones emprenden el camino hacia la normalización de sus relaciones, con canales abiertos en diferentes sectores, incluido el de la migración.

Es por ello que cualquier análisis que se haga de la problemática migratoria cubana pasa inexorablemente por la política de hostilidad que sucesivas administraciones norteamericanas han desarrollado contra el país por más de cincuenta años, con la aplicación de un férreo bloqueo económico, el intento de construir una oposición interna mediante acciones subversivas, campañas mediáticas y el “robo de cerebros”.

politica-migratoria-copia-cubaCuba aboga por una migración legítima y segura, y no, un manejo político o intentos de presión a la Isla, por parte de Estados Unidos, como ha sido hasta hoy.

Ante esta realidad, no se puede ser miope. La política de “pies secos-pies mojados”, establecida por el gobierno de William Clinton en 1995; y la Ley de Ajuste cubano de 1966, son una muestra clara de la hostilidad que marcó las relaciones bilaterales desde el triunfo de la Revolución.

Por más que se intente encubrir con un manto humanitario, su objetivo no es otro que el de desestabilizar el país, robar su capital humano, intentar desacreditar el modelo social y político escogido desde 1959, y desajustar a una nación, que en su inmensa mayoría, sigue construyendo soberanamente su destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s