Por María Caridad Esquivel Díaz

sombrilla 1Cada vez más el paisaje veraniego de la Isla de la Juventud destaca por los colores. Los tórridos rayos del Sol imprimen matices más radiantes a todo cuanto tocan: en el centro de la ciudad saltan a la vista más verdes los arbustos, la muchacha de natación con la piel más bronceada que hace unos días atrás, y los vidrios de los portales como espejos que duplican al Astro Rey así, abrasador.

Es una mañana más: en el paseo José Martí los espacios públicos abren sus puertas a las personas que entran y salen, y se entreteje la gente con sus apremios, alegrías o motivaciones; es un día de verano cualquiera en la Isla, con detalles para compartir.

Desde un ángulo de la calle pueden verse las lomas de mármol que rodean la capital pinera, y los hilitos temblorosos de calor que salen de sus arboledas para confundirse con las nubes a punto de romperse. Desde otro punto podemos contemplar una imagen cartográfica que muestra la pequeña extensión territorial de la ínsula, rodeada por el Caribe.

Entonces decidimos que, aunque son frecuentes los hombres que usan sombrillas durante el verano en toda Cuba, los pineros merecen nuestra atención y, en unos minutos, nacieron estas instantáneas: “… como señores, debajo de las sombrillas”, diría Martí.  DSCF4559

sombrilla 2

Anuncios